Posts Tagged 'Herbolarios'

Vote por Quimby: hoy, Cultura Natural

Tras hablar ayer de ULEG, vamos con otro de esos partidos pequeños y entrañables que se presentan, en este caso, solo al Senado (y como le dijo su líder al “Follonero”, son solo él y un suplente): Cultura Natural.

De primeras uno ya esboza una sonrisa cuando entra en su página web y se encuentra con un texto que no entiende, y es que posiblemente sea uno de los pocos partidos que utilicen el esperanto. Afortunadamente, el programa electoral también está en español y podemos comprenderlo. En el anuncio político donde podemos ver sus promesas electorales “Aumentamos la cantidad de cereales integrales en la alimentación… ayudamos al organismo masticando un grano de arroz integral cada hora”. También es curioso el uso que hacen del yoga y la creencia en otros mundos, y el chocante término “partido anarquista no violento” se debe a su creencia de un Planeta que funcione como Estado único federal con el esperanto como lengua.

Sin embargo, este partido tiene un defecto bastante grande, y es lo poco concreto de algunas de sus propuestas. Analicemos el anuncio electoral: salvo lo de masticar un grano de arroz integral y lo del yoga, el resto es muy abstracto. Dicen sus ideas políticas, pero no proponen nada concreto. “Contra el paro, trabajo para todos”. Vale, ¿y? ¿Me dices como conseguimos el empleo pleno y que planes tienes? La verdad es que lo comprendo, porque cuando ya te presentas por presentarte (como hacen los trescientos mil partidos nazis o los partidos locales) no necesitas ningún programa electoral más elaborado. Como mucho, lo reciclas.

Cultura Natural resulta bastante entrañable ya que solo se presentan al Senado por la provincia de Madrid, y en 2004 logró 1.254 votos. Esto es un número bastante grande si tenemos en cuenta que el partido solamente lo forman 2 personas: el candidato y una suplente. Habrá que ver si este año lo vota alguien más o si los dueños de los herbolarios harán campaña por ellos, pero de momento nos han arrancado una sonrisa. Como despedida, ojo al anuncio de 2004 que es bastante mejor. Atención al señor que prácticamente se planta el programa electoral en la cara porque no lo ve.

Anuncios